50 cuestiones
50 cuestiones
¿Es una locura tener hijos sin tener el futuro asegurado?

Mucha gente se hace esta pregunta. Es fácil comprenderlo cuando pensamos en los graves problemas de nuestro mundo: la crisis económica, la degradación del medio ambiente, el subdesarrollo, etc.

Pero abordemos la cuestión de otra forma. Lo cierto es que tener hijos es siempre una locura, un salto al vacío. Nos preguntamos si seremos capaces de educarles, de proporcionales los medios materiales y espirituales necesarios para la vida, si les daremos lo que necesitan para ser felices, etc. En realidad, éstas preguntas son sobre nosotros mismos ¿somos nosotros felices? ¿tiene sentido nuestra vida? o ¿cómo podemos dar a alguien una vida que no nos gusta?

Si dar la vida es siempre una locura, seguramente es también y ante todo un acto de confianza, de confianza en un hombre capaz de lo mejor. Para los cristianos, la confianza en la vida es la confianza en un Dios fuente de toda vida ya que engendrar una nueva vida no sólo concierne al hombre y a la mujer sino que también a Dios. A partir de ese instante, el nuevo ser es objeto de su atención, de su Amor.

La existencia que acaba de comenzar no se limitará a algunas decenas de años de sufrimiento y/o alegrías. Está llamada a no tener fin. Está llamada a ser eternamente feliz. ¡El hombre y la mujer dan la vida para la eternidad!

Si esto es realmente así, dar la vida no es una locura si no el más hermoso regalo que podamos imaginar.


Copyright AVM 1997-2003. Todo derecho reservado. - nos escrba nos!